BIENVENIDOS

Te damos la Bienvenida a nuestra casa… Casa Colibrí Ecolodge, ubicada en el Valle Sagrado de los Incas, en el camino al legendario a Machu Picchu.

Hemos escogido un espacio donde se preserva la naturaleza de manera prístina, pues nuestros jardines mantienen una comunidad biótica (Leer más) donde las diversas variedades de flores, arbustos y plantas  interactúan, atrayendo a las aves del valle, en un equilibrio armónico.

Nuestra casa, construida con el mejor material que la Madre Tierra nos puede ofrecer (tierra y adobe) (Leer más), es completamente amigable con la naturaleza y el visitante.

Nuestros procesos aseguran un comportamiento amigable con el medio ambiente. Nuestra política “libre de plástico”, y las aguas que usamos son recicladas para jardines o tratados en biodigestores. (Leer más)

Escogimos el nombre de la casa, en honor al Qente (o Colibrí en nuestra lengua Quechua), pues nuestros jardines son espacio habitual para varias especies de ellos. Esta pequeña ave que puede asombrar a cualquiera por la belleza de sus colores y la velocidad de su vuelo, es protagonista de muchas tradiciones andinas (Leer más).

Decidimos también iniciar un “Huerto Orgánico”, a pequeña escala, donde sea posible cultivar nuestras propias hortalizas. Para ello seguimos todos los procedimientos para escoger la tierra y las semillas, además de tener un pozo de compost con lombrices de california (Leer más).

Nos preguntamos. ¿Cómo entendieron los antiguos, éste espacio sagrado?, y por ende, ¿Cómo hicieron para vivir en armonía con la creación?. Esta reflexión, nos llevó a buscar respuestas en la filosofía y sistema de creencias de los incas (Leer más), allí entendimos que el AYNI (sistema de trabajo solidario) tenía profundas raíces en la filosofía y la religión.

Finalmente, añadimos valor a la experiencia de la casa con oportunidades para observación de aves (Leer más) y para quienes se relacionan con la disciplina del Yoga, tenemos una sala privilegiada (Leer más).